May 24, 2008

El primer beso...


Hace un par de días comencé a recordar la historia de mis besos. Llegué a la conclusión que por más que uno quiera, el primero es el primero, y eso es lo que vale.

El infortunio hizo presa a mi impulsividad emocional motivada por la lectura de aquel entonces "Nosotras Que Nos Queremos Tanto". La intensa identificación con uno de los personajes persuadió mi carácter e irremediablemente terminé por acceder al perseguido beso. Enorme fue mi arrepentimiento al sentir aquella húmeda lengua alcoholizada por la cerveza de la noche. Creo que desde allí que no tolero la cerveza, puag! Individuo de 19 años abstrajo en forma repentina y para siempre mis tiernos labios cuidados con tanta pulcritud. Yo tenía 15.


El primer beso puede repetirse en varias circunstancias, y digamos que el primero, al menos en mi caso, fue meramente experimental.


La segunda vez que probé nuevos labios, fue en una fiesta del liceo. También lo conocí sólo aquella noche y en realidad fue más que todo por aprobación social, o sea, de un grupo de pares en ese entonces, mis compañeras y amigas. Como diría Piñera: "Segundo paso de negociación".


Luego vinieron situaciones variadas en que algunos quisieron probar mis tan "besables" labios, adjetivo utilizado en más de una oportunidad por distintos ejemplares del sexo opuesto. Pero aprendí a resistir y de paso, ser irresistible.


El tercer beso fue con mi primer amor. Fue un primer beso cargado de emotividad y tristeza. ¿Cómo expresar el peso de un amor a distancia?... ese beso lo supo expresar.


El cuarto primer beso. Todavía lo recuerdo, luego de una larguísima discusión entre mis dos guardianes "el bueno y el malo", finalmente no pude resistirme a su atractivo, e hice todo a un lado por estrechar mis labios con esos labios que sólo querían amarme. Una mañana de sábado, con un sol enorme, un viento entre los dos cuerpos y un mundo que se derrumbaba por no doblegar más mis sentimientos.. simplemente me dejé llevar. Esos minutos fueron hermosos, y salir de la universidad de la mano originó historia por los siguientes 3 años.


El quinto primer beso fue con una estrecha carga sexual. Acompañado de amistad, pero con una marcada connotación libidinosa. Placentero, ni más ni menos.



Así ha sido el entrampado, inocente, melancólico, lujurioso y amoroso camino de mis besos.




¿Cómo ha sido el tuyo?



3 años...

Tres Años!! Hace 3 años que aterrizamos en tierra chilena nuevamente, y de forma definitiva, al menos por un buen tiempo... Hemos echado a...