Welcome

Puede pasar a leer, tomarse un café y comentar... sin presiones...

Van Gogh

Van Gogh

Tómate un break.

Feb 27, 2009


¿Por qué para todo mundo será importante saber en qué estás trabajando?

No creo, ni siento, que no estar trabajando sea algo tan ilógico. No estoy cesante, ni de vacaciones, ni buscando trabajo... estoy tomándome un break. Puedo darme ese lujo.

Es totalmente aceptable, pero me siento un poco impotente cuando me preguntan... "¿qué estás haciendo?" y sólo respondo que "nada"... in so facto aparece ese signo de interrogación en la frente del otro, lo que hace deshacerme en explicaciones que finalmente los deja más confundidos. Hay una doble lectura; lo incómoda que me hacen sentir y lo incómodos que se sienten ellos de no obtener la respuesta deseada o establecida. Es como cuando te preguntan "hola, ¿cómo estás?" y uno sin pensarlo dice: "bien, gracias"... a pesar que no sea así. Quizá sea porque aquí todo necesita ser explicado o detallado, por sentir una falsa "preocupación", que no es más que chismería, o bien, por creer que siempre debo dar tanta explicación.

Digo aquí, porque es un rasgo de nuestra cultura nacional, como el "ya" intrínsicamente incorporado a nuestra forma de corroborar algo.


Tengo la fortuna de tener tiempo de apreciar la vida. Además de apoyar a quien amo en el momento que más lo necesita... es una doble bendición.
El resto, ya no importa.

Presente en las sombras...

Feb 24, 2009

Sé que estás ahí, pero no dejas huella... o al menos eso crees.
Sólo fue que encontré esos textos entre mis cosas el otro día y quería compartirlas contigo, porque creo que son hermosas palabras... independiente de lo que significaron en su momento.
Todos como personas tenemos nuestros momentos de felicidad por el amor y es bueno recordarlo... un pequeño recuerdo.

Cuídate.

Un hombre enamorado...

Feb 4, 2009

"Hola amor, cómo estás? Espero que con muchas ganas de leer algo de lo que te escribo hoy y siempre. (...)
Ya es tarde en Santiago y el recuerdo de tí se vuelve cada vez más latente mientras las luces de los focos se prenden dejando en claro que ellas serán las próximas dueñas de la noche. Tu voz parece partícipe de mi voz, mi imagen es tu imagen, reflejamos lo mismo. Apoyado en eso mi seguridad alcanza niveles inesperados, tanto que me lanzo a escribirte, ahora me doy cuenta el porqué me gusta tanto hablarte, y así comienzo a jugar con las palabras, tomando algunas o ignorando a otras, incluso me doy el tiempo de hacer fiesta de palabras, en la cual se celebre de la forma que ellas quieran el amor que te tengo. Algunas en acto de valentía o torpeza se lanzan directas al papel en una especia de sacrificio por la felicidad nuestra. Otras, como las menos usuales, miran desde lejos todo el festín y sólo cuando un grupo que celebra se vuelve interesante, ellas si dignan a participar. (...)
Desde que tú no estás todo en el mundo se me ha vuelto tan tosco, basto, grotesco, rústico, impuro, sólo me queda mi Dios y mi familia para refugiarme y de esa forma escoger las armas con las cuales frente a la sociedad mostrarme y defenderme de la tentación a la cual pueden caer mis instintos.
Me haces mucha falta y tú lo sabes, cierto?, pero sé que nos queda mucho amor, amor mío.
Cuando recuerdo lo lejos que estamos en distancia física, siempre vuelve a mi mente esa teoría de las líneas de la vida que te hablé una vez. Esa donde te decía que las vidas de cada persona son como líneas o telas de araña, que van creciendo mientras vives y conoces a otras personas o aprendes cosas nuevas, estas crecen y crecen y se unen con otras líneas de tí o de otras personas que también están en crecimiento. Y lo que yo te mencionaba, y que era lo que más me impresionaba, era que telas de araña con líneas tan lejanas como tú y yo en un principio, se unieran a pesar de lo distinto que podamos ser. Así y todo formamos un mundo interior dentro del cual, desnudos del cuerpo y en expresión eterna del alma nos pudimos amar, pero amarnos tanto tanto, hasta el punto de que incluso Dios se sorprendiera de todo nuestro gran amor humano. (...)
Sabes amor, me siento tan feliz que se me nota en todo lo que hago, desde la forma en que veo el futuro hasta mi manera de leer y escribrite. Es como un motor que hace de todas las cosas una experiencia positiva. De esta forma es como quiero ver la vida y todas las cosas contigo por el resto del tiempo. Sana y armónica, noble y honrada, es así".
 

Lorem

Ipsum

Dolor