Welcome

Puede pasar a leer, tomarse un café y comentar... sin presiones...

Van Gogh

Van Gogh

2010...

Dec 28, 2010

Lo bueno: Los viajes. Granada y alrededores, maravilloso... La Alhambra, es preciosa, relajante, infinitamente detallista y bella. Praga, llena de historia, lucha de religiones que ha dejado huella en la ciudad y su gente, un reloj astronómico alucinante, y pareciera que el tiempo se ha detenido en sus calles, fachadas y colores. Lanzarote: ¡anduvimos en camello!... nada más exquisito que un baño nocturno en el mar a la luz de la luna, y repetidas tardes al sol en la piscina... ah, y el masaje a la habitación, ¡buenísimo!. La mejor compañía: con mi hermanita en los dos últimos viajes, y con David en Andalucía... ¡memorables borracheras!
Luego vino mi viaje a Chile, espléndido, renovador, lleno de energía para volver cargada de amor al otro lado del Atlántico. Y de los lugares, bueno, todo mi país es bello. Valle Central, la playa, la cordillera, termas, glaciares, extremo sur. El viaje con mis mejores amigas a Villarrica-Pucón fue de lo más divertido, y con muy buen clima. Luego a Punta Arenas, con mi madre, lo pasamos sencillamente fenomenal, reímos un montón, conocimos las Torres del Paine, el Glaciar Grey... una experiencia excitante. Y un excelente recuerdo de mis tíos. Barcelona. Lo pasamos genial, recorrimos rápido y faltaron lugares por descubrir, pero lo que pudimos ver, muy cosmopolita, una ciudad multicultural, muy enriquecedor. Y en la parte profesional, la gente del Hospital Clínic nos dieron una grata sorpresa con su preparación y dedicación por la obstetricia. Portugal. Principalmente Viana do Castelo y Oporto. Bello... me recordó mucho a Chile, la gente muy amable, simpática y buena de corazón. Me acogieron como una amiga más, me encantó, me sentí como en casa. Me recordó a mis amigas chilenas en nuestros mejores momentos. Adoro descubrir sensaciones nuevas y aquí pude sentirme realmente muy cómoda, y muy querida.
Para seguir con lo bueno, el afianzamiento de mi amistad con Jéssica, la quiero muchísimo... y sé que es mutuo. Nos cuidamos, nos acompañamos, nos apoyamos, nos escuchamos y nos divertimos. Es gratificante poder contar con alguien incondicionalmente, en un lugar tan alejado de tu país, por eso agradezco infinitamente que nos haya reunido el destino, y estemos aprovechando la oportunidad a fondo.

Lo malo: El terremoto en Chile y la incertidumbre por 14 hrs sin tener señales de vida de mi familia. Fue un sismo emocional tremendo, no poder compartir con ellos el mal momento, me hizo sentir desolada, pero gracias a Dios todos están con vida, y lo más importante es eso, ya desde ahí recobrar las fuerzas para seguir adelante y reconstruir, se les dio una nueva oportunidad y lo entendieron así muchas familias que se apoyaron en ese momento. Después de todo, fue enriquecedor.
En otro plano, los problemas o conflictos relacionados con el trabajo. Que a decir verdad, como sólo es una parte del día, creo que no vale la pena amargarse por eso. Sí, lo he pasado mal cuando no comprenden mis puntos de vista, y simplemente hacen oídos sordos a la realidad. Me da impotencia. Esa es la palabra... la impotencia que me da al ver que no son profesionales. Pero hay de todo en la viña del Señor, así que seguiré luchando día a día por mis convicciones para que las cosas resulten de la mejor manera y bajo los menores riesgos. Los líos personales, son menos manejables, pero dar la oportunidad es un trabajo que aún no puedo elaborar exitosamente, no se me da.
Pasar la Navidad lejos de mi familia. Me da tristeza al recordar que no estoy con ellos, pero ha sido mi elección, y desgraciadamente la vida no es perfecta en ningún momento, y bajo ninguna circunstancia. Por eso es que elegimos de acuerdo a lo que se nos presenta, y luego asumimos las consecuencias y responsabilidades que eso conlleva. Y yo, asumo la distancia lo mejor posible. Soy feliz.

Gracias 2010 por lo bueno y lo malo. Todo sirve en mi mochila. Adiós.

el amor...

Dec 18, 2010

Creo que si no escribo un poco esta noche, no podré dormir.
Lejos el amor es el sentimiento más profundo y bello que el ser humano puede llegar a sentir, sin embargo, ¿por qué huimos de él? No soy yo quien tiene miedo a sentirlo, pero el mundo gira a un compás que no logro entender. Quisiera tenerte conmigo y no puedo. Quisiera compartirme contigo y no puedo. El mundo entero se vuelve un instante, y quisiera que en este segundo me tuvieras en tus pensamientos... así como yo te tengo. Siempre termino diciendo que me basta con saber que existes, pero ¿cuánto estoy dispuesta a dar para tenerte? El raciocinio nunca ha sido mi mejor compañero en estas circunstancias. Mas la palabra es la que hace que pueda expresar en una centésima del total lo que siento. Es como si toda una vida no bastara para amar.
La vida y sus elecciones. ¿Dónde queda el arriesgarse? Quisiera poder hundirme en tí, y no puedo. Vivo de recuerdos. Porque lo que hice ayer es lo que queda. Lo que hago hoy es sólo sobrevivir. ¿Crees en el destino? Creo. Creo en la certeza de que hay una oportunidad en la vida de decidirse por el amor y ser feliz. Complicamos todo. Maldito mundo que vivimos. Quisiera transportarme a un mundo sin sueños, para que pudiera en este momento ir hacia tí sin más. Encontrarte en los sueños, pero además, despertarte con mis besos.
Hacerme físicamente presente en tu vida, y compartir juntos un solo cuerpo y un solo espíritu. Que maravilloso sería. Que regalo me haría. Es egoísta y narcisista, pero creo que sólo me quedaré esperando a que vuelva otra oportunidad -difícilmente cierto- y me encuentre con otro tú que pueda estar cerca de mí, y unirme a él.
¿Seré capaz de vivir en la constante veleta del amor? Quizá sólo esté hecho para mí en la muerte. Quizá muriendo viva otra vida en que me permita realmente obviar las ataduras sociales, y sólo vivir de emociones. Emociones que transforman vidas, emociones que vibran en el cuerpo, emociones que llenan de color la vida. ¿Cuál de todas las vidas terminaré viviendo? Quisiera poner más para optar por la segunda, pero mi cabeza se inclina por la primera. Así sobrevives a vivir sin compromiso, a vivir sin otro, a vivir solo.



Mariposas

Dec 17, 2010



Siento otra vez mariposas, y me agrada.
¿Qué es lo que me gusta? tu cuerpo, tu forma de hablar, tu forma de caminar, tus ojos, tu sonrisa, tus gustos musicales, tus viajes, tu voluntad, tu caballerosidad, tu humor, tus silencios, nuestras conversaciones, tu abrazo, tus miradas, tu madurez, la forma en que ves la vida.
El tiempo se hace absolutamente relativo, porque siento que te conociera de toda la vida. Esto si que no me había pasado antes. Me has fulminado.
Te ofrezco confianza, fidelidad, preocupación, mimos, amistad, madurez, gustos en común, diversión, risas e ironías, manifestaciones de amor... pero no puedo darte olor, ni tacto, ni abrazos, estoy físicamente lejos, pero siento que la conexión es más fuerte.
Deseo de todo corazón que se transforme en algo suficiente para tí. Sí que lo deseo. ¡Bienvenido a mi vida!

Carta a un fantasma

Sep 8, 2010

Prólogo
Tomé la idea del libro que acabé hoy, "Carta al padre" de Kafka, que en realidad nunca lo publicó como tal, sino que fue su amigo Brod quien lo hiciera 20 años después de su muerte.


Querido:

Considero que la forma en que se dio término a nuestra comunicación -por Skype- fue lo más inapropiado del mundo. Por ello quiero trabajar en un par de líneas para tí.

Eres un hombre con muchas virtudes. Eres culto, curioso, creativo, emprendedor, cariñoso en la intimidad, con buen sentido del humor y un excelente chef. Dentro de los defectos -que son menos- identifico: falta de amor propio y machista. Sin embargo, tu torpeza es no creer en mi palabra a pesar de lo sincera que fui.
Si recordamos el inicio, nunca me creíste, y pensaste que podías opinar por mí, cuando lo más adulto es que cada uno hable por sí mismo. Y tuve toda la intención de hacer las cosas bien desde el inicio, pero no hubo confianza suficiente. Este es el fundamento de toda relación interpersonal, y quise elaborar desde allí, pero las circunstancias para ambos, no lo posibilitaron.

Fue bueno mientras duró. Aunque es un cliché, puedo decirte que lo pasé muy bien junto a tí, tuvimos conversaciones entretenidas e interesantes a diario, excelentes encuentros, mantuvimos una agenda divertida de actividades en conjunto, sobretodo en cuanto al paladar se refiere. Compartimos muchas comidas, almuerzos, y cenas... y las veces que vimos las películas coreanas, y las series de tv chilenas serán inolvidables. Me causaba una agradable sensación cada vez que me mirabas y me decías: "chilena..." lo decías siempre con un dejo de
cariño.

Por todo tu aprecio, tiempo y dedicación, te deseo y anhelo lo mejor para tu vida. Que el camino que sigas, esté cultivado de amor y encuentres la mujer que te acompañe y te haga feliz.


Muchas gracias por todas las risas, el tiempo y el cariño.


Adiós.






Pez fuera del agua

Jul 22, 2010



A ratos toda la atmósfera homosexual y promiscua a mi alrededor, me provee un tanto de incomodidad e incomprensión. Yo puedo comprenderlos, respetarlos, escucharlos e incluso ayudarlos, pero ellos no entienden mi forma de vivir mi opción. Simplemente no quiero acostarme con alguien por simple placer, sino que lo volveré a hacer cuando realmente me sienta enamorada. No tengo la necesidad física de otro cuerpo, ni siquiera de utilizar la masturbación para satisfacerme. Eso no me hace una mujer que no sepa disfrutar del sexo, porque sé que no es así, pero aquí soy "rara" por pensar así. Me molesta que deduzcan que puedo ser lesbiana por no terminar en la cama con un nuevo amigo. Los límites los pone cada uno, la opinión del resto también puedo limitar en cuanto me afecte, pero es que por ratos extraño las personas que sí comparten mi postura, y no les resulto extraña por eso.
Sintiéndome como pez fuera del agua.

¿Donde estás corazón?

Jun 3, 2010


Soraya. Pensar que nuestros nombres nos acompañan toda la vida, en los momentos más importantes, más tristes, más serios, más divertidos, e inseparablemente, en los momentos más felices de nuestra existencia. Soy Soraya, o también soy matrona, puedo decir que soy mujer, así como puedo decir que soy feliz. Soy hija, soy mujer, soy inteligente, y soy lo que me permito ser y hacer. Soy una buena persona, trato de actuar por el bien. No siempre me resulta, pero la idea es intentarlo. Mi vida ha sido una historia llena de divertidos capítulos, así como de superaciones. Todo es parte del color y composición de nuestra historia. Hasta el yogurth que me comí ayer por la mañana determina lo que soy hoy. Absolutamente meritorio es mencionar entonces mi familia, mis amigas, mis profesores, mis novios, mis compañeros y compañeras, toda la gente que ha dejado una huella en el corazón de esta mujer feliz, que día a día sigue tras su principal objetivo: LA FELICIDAD.
He llegado a una llanura en mi vida, lo que me permite ver tranquilamente lo que ha quedado atrás, procesarlo y decidirme a vivir el presente como si fuera el último segundo. Mi futuro siempre es auspicioso en la medida que yo disfrute con lo que soy. No pretendo ansiar lo que no tengo, sino que agradecer hasta con mi última célula todo el bien que se me ha concedido.
Los regalos son bien recibidos, y con todo lo que he recibido en los 25 años de existencia, puedo estar absolutamente de acuerdo con que todo lo que sube baja, y que todo lo que hagas se te devolverá, simplemente he sido muy afortunada de ser como soy. Y espero seguir siendo guiada para continuar por esta senda, y en lo posible, convidar a todos quienes lo necesiten. Muchas gracias Dios por todo, realmente me haces muy feliz.

Saludos a quien lea estas líneas y encuentre algo de la luz que veo en mis ojos.

Lograr la paz armónica... una hipérbole.

Mar 23, 2010


Reflexiones varias sobre como será el futuro. Mi cabeza una vez más se vuelca en el raciocinio de los acontecimientos, y en los cambios sociales, o mejor dicho, traumas sociales que conllevó el sismo grado 8,8 en Chile.
Ha sido una vorágine de hechos, actitudes, acciones y descontrol en masa. El caos se implantó en la sociedad, y sólo existió la ley del más fuerte. Me recordó las imágenes del célebre libro de José Saramago "Ensayo sobre la ceguera"... ver la decrepitud humana en todo su clímax. Gente honrada defendiendo sus hogares con palos y haciendo fogatas en los pasajes, los hombres haciendo guardias en las noches por la temida "camioneta blanca" que pasaba para ver quienes estaban desarmados, y donde podían entrar a robar y aniquilar el trabajo de años. No bastó con la destrucción que los azotó por parte de la naturaleza, sino que además comenzaron a dañar a sus propios compatriotas. No existe explicación lógica a esto. Es como si judíos sanos hubiesen llegado a los campos de concentración y se hubiesen empezado a dar banquetes delante de sus compatriotas moribundos.
Aún no me cuadra. Y creo que a muchos que lo vivieron en carne propia, todavía lo encuentran sacado del peor libro del absurdo.
El comportamiento humano, claramente fue de lo más bestial, irresponsable, y anárquico. Es como si el shock del sismo hubiese gatillado lo más importante para ellos. ¿Realmente yo sobrevivo por tener un televisor LCD, o un refrigerador nuevo, o una lavadora último modelo?
¿Qué les hizo pensar que lo material podría mantenerlos a salvo?
Es una hipótesis atrevida, pero la única que se viene a mi cabeza. Y lo que más encaja con esto, es el pobre nivel de conciencia moral que está llevando a nuestra gente a esta ansia de lo superficial, de lo material, de lo banal.
Si se piensa friamente, es quedar vivo para ir a dañar al otro. No es humano.
Me horroriza la idea de que a pesar de la oportunidad que Dios brindó a tanta gente de conservar su vida, hayan reaccionado de tal manera. Es como morder la mano que te da de comer.
Si en estas circunstancias, el mal reinó entre tantas personas, es porque la fe en el bien no está debidamente incorporada. Es que ni siquiera hablo de tener fe en Dios (aunque yo soy católica), sino de tener fe en la bondad del hombre. Al tener fe en mi capacidad de ayudar, de sobreponerme, de valorar la vida, puedo tener paz y obrar por el bien.
Nuestra sociedad está sedienta de modelos de amor. La familia está francamente dañada. No puede ser que un padre lleve a su hijo a saquear. ¿Dónde quedó la vergüenza?.
Quiero pensar que de todo esto surgirá algo bueno, y que después de la tormenta, realmente llegue la calma a los corazones de tanta gente que en esta extrema situación de vida, obró tan mal. Mi juicio parece sentenciador, pero dejo margen a que luego de haber tocado fondo, haya una lección aprendida, y todos quienes se vieron enceguecidos, puedan volver a la luz. Por el bien de sus almas. Y por lo que vendrá.
No creo que esto termine aquí. Pienso que es sólo el comienzo. Quizá en muchas partes del mundo sólo se escuchen lejanas noticias de lo que sucedió en un país llamado Chile, pero nosotros sabemos la magnitud de la situación. Aún sigue temblando, el eje de la Tierra cambió, y aún así en otros lugares las personas siguen matándose, secuestrándose, torturándose, aniquilándose, unos a otros. Toda fuerza sobrenatural será poca para equilibrar el daño que nos hacemos a nosotros mismos y a esta hermosa Tierra que nos ha sido prestada.
Se saldarán las cuentas. Así que a vivir mejor.


 

Lorem

Ipsum

Dolor