May 22, 2009

Cosas que pasan...

Recordando situaciones vergonzosas, insólitas, desinhibidas o extremadamente peligrosas... esas situaciones que no puedes creer que te hayan sucedido... pero pasaron.
Aquí hay una pequeña lista para chequear.

1. Concurso de orgasmos. Fue en una discoteque hace un par de años, en una ciudad no conocida, tomé el micrófono y hasta el animador se tupió. Era sólo la imitación vocal, pero lo hice tan bien que me dieron las 3 entradas porque nadie más quiso participar. Aclaro, sólo habían mujeres en el público.

2. Desconocido acosando a colegiala. Un día en la micro del liceo a casa, se sentó a mi lado un tipo muy extraño, de unos cuarenta años. Comenzó a buscarme conversación, preguntarme la hora, el nombre, la edad, dirección, etc. Yo muerta de susto tenía entre ceja y ceja la primera regla básica de andar sola "no hables con extraños". Llegó incluso a amenazarme que cuando quisiera bajarme no me dejaría. Por suerte, el muy sicópata se bajó antes que yo. Eso fue peligroso. Nunca más me senté al lado de la ventana.

3. Seducción de un viaje. Por varios meses viajé de Concepción a Los Ángeles y viceversa. Siempre tuve la ilusión de entablar una conversación casual con un hombre interesante y apuesto. Hasta que sucedió. Fue a principios de este año. A él le atrajo mi pantalón, a mí, su físico. Fue una conversación natural que de la nada nos llevó a cuestiones más filosóficas. Llegamos al terminal y continuamos juntos al centro, nos acompañamos unas cuadras más y luego la despedida. Sí, simplemente eso, nos despedimos. Nunca supe su nombre ni ningún dato para ubicarlo. Fue muy extraño... y notable.

4. Santiago. Origen o destino de los hombres más significativos de mi corta vida. Es mi karma. No es una ciudad que sea de mi agrado, sin embargo, la cuenta de dos ex-pololos, dos algo más que amigos y 2 amigos lo demuestran. Tengo un imán a los capitalinos y viceversa.

5. Reserva de los asientos 44 - 45. Fue en un viaje a Santiago con mi pololo de entonces. Usted sabrá que el viaje dura alrededor de 5 e incluso 6 horas. Si al lado va con su macho y no hay ojos en los asientos contigüos... lo siento, el instinto es más fuerte, las manitos ayudan bastante y lo mejor de todo... no hay cámaras!

Eso por ahora, puede dejar su momento freak en los comments.

Cambio y fuera.

2 comments:

saqysay said...

Guaay!.
Qué confesiones.

Lo reconozco, he visto muchas cosas, lo último que vi en una conocida disco de esta ciudad, fue como hombre no tan guapo, ni apuesto, drogaba a una mujer, para quizás después alcanzar su objetivo. El cuento es que colocó algo en el trago, luego de eso, se perdieron.

Lo otro freak fue que en colegio de mi hermana, sus compañeros de curso dieron un medicamento que se les da a los animales, supuestamente para, que ingresen en estado de celos, no te puedes imaginar la escoba que quedó.

En una disco en Pucón, observé como los guardias golpeaban a un individuo, eso me dio mucho susto, nunca supe las razones, tampoco quise averiguarlas.

Hay varias otras, por el momento es lo que recuerdo, tu sabes mi memoria suele ser frágil...

Besottes!!

εïз..·´¯'Anais..·´¯'εïз said...

Lindaaaa!! no había visto tu comment.. Gracias por compartir tus recuerdos.
Besotes =)

3 años...

Tres Años!! Hace 3 años que aterrizamos en tierra chilena nuevamente, y de forma definitiva, al menos por un buen tiempo... Hemos echado a...