Jul 20, 2009

Convivencia...

Relatando experiencias desde un nuevo mundo...

La palabra que hace eco en el título de este comentario, me suena a reality show, pero es más bien mi realidad por estos días como recién llegada. Estoy en casa de una colega, quien me ayudó por todo este tiempo con los papeles y trámites para homologar mi título universitario en España. El objetivo se logró, por tanto, me encuentro en Las Palmas de Gran Canaria en pleno período de adaptación, y pretendiendo lograr equilibrio y estabilidad emocional. Y en medio de esta vorágine he sentido como hacen falta los amigos. O mejor dicho, saber que no en todos lados tendrás amigos, y que acá sólo tengo colegas. Las relaciones se ponen complejas cuando no se comparten visiones de vida. Y me afecta más de lo que me gustaría o estoy dispuesta a aceptar.
No me gusta discutir con personas que se cierran a posibilidades, y cuando yo me muestro tolerante, me dan a entender que eso es doble estándar. Es incómodo no estar entre quienes te comprenden y aceptan como eres.
Por otra parte, mi colega, se ha portado excelentemente, y muy preocupada por mí en lo práctico, pero no compartimos el mismo mundo. Y ahí viene la pregunta ¿seré capaz de aguantar mucho tiempo así? Lo más probable es que me aburra y los aburra, porque me doy cuenta que me dispongo muy indiferente a ellos cuando quieren acercarse, puesto que no siento que sea buena idea, porque no los siento compatibles.

No sé que puedo hacer. A veces quisiera conversarlo abiertamente, y otras, pienso que es mejor irme a vivir sola lo antes posible para no incomodar más. Lo desalentador es que para irme necesito un poco más de dinero, que posiblemente a fin de mes se incluya en mi cuenta corriente.

Espero que todo vaya bien, y con los días desaparesca esta sensación de insatisfacción. Quiero poner todo de mi parte.



3 años...

Tres Años!! Hace 3 años que aterrizamos en tierra chilena nuevamente, y de forma definitiva, al menos por un buen tiempo... Hemos echado a...