Welcome

Puede pasar a leer, tomarse un café y comentar... sin presiones...

Van Gogh

Van Gogh

¿Término o evasión?

Mar 19, 2009


Dos relaciones, dos resultados diferentes.


Sin embargo, ambos personajes amantes de esta humilde servidora, no quieren hablarme y menos verme. Sé que viene de muy cerca el comentario, pero mujer terrible no he sido, y no sé porqué tanto temor a conversar. Si las cosas están claras, porque no se puede conversar como amigos. Ahora bien, ¿por qué necesitaré conversar con ellos?. Simple. Quisiera compartir con ellos lo que en este momento me hace tan feliz. Saber qué ha sido de sus vidas, y no necesariamente saber si están emparejados o no, eso no es lo relevante, pero en fin, quizá pido mucho para quienes finalmente, son hombres.


Después de tanto melodrama, se supone que terminas deseándole lo mejor al otro cuando terminas una relación que fue parte importante de tu crecimiento. Pero no ha sido el caso.


Pueden tildarme de "pegada", pero a mí modo de ver es todo lo contrario. Cuando pasa el tiempo, te das cuenta que más allá de desear algo, están las condiciones "ambientales" que pueden determinar una situación u otra, y si no logras vencerlas y te comen, lástima; hay que seguir adelante. Ya no culpo a nadie. Las cosas son así porque es lo mejor que pudo pasar. O la mejor forma en que se pudieron resolver, aunque uno en ese momento quisiera otra resolución.


Optar por asumir y vivir, esa es la cuestión.


2 redactaron su idea:

RIPNE said...

Estoy de acuerdo, pero es que el lío es... con la manera femenina de expresarlo, hace que el hombre genere realidades que no son.
Ahora, eso de "quizá pido mucho para quienes finalmente, son hombres" me pareció que responde un poco a la manera de enfrentar, desde el sesgo.
No es bueno anteponer el prejuicio, creo yo.

N. said...

Anais:

Creo que tienes una visión super madura y aterrizada de las cosas y situaciones de la vida.

Y como muy bien sostienes en eso de que "pido mucho para quienes finalmente son hombres", te encuentro toda la razón.

Independientemente de lo que una quiera hablar con ellos, cerrar círculos, o lo que sea, por muy buena onda que una sea, ellos se aterrorizan pasándose rollos en el sentido de que creen que una hablará de algo melodramático, heavy, complicado.
Sobretodo el hombre Chileno, a los que, en general, encuentro les faltan los cojones para enfrentar cualquier tipo de conversación con las mujeres, mucho más si es que han tenido "algo" -lo que sea- con ellas.

Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus...gracias a D´s que así es...sino nisiquiera con personas del mismo género nos podríamos comunicar.

Ellos se lo pierden.

Te sigo leyendo...

 

Lorem

Ipsum

Dolor